Home > BLOG > 5 consejos para evitar y eliminar las manchas de la piel

5 consejos para evitar y eliminar las manchas de la piel

¿Cómo puedo eliminar las manchas de la piel? Esta es una de las cuestiones más preguntadas en dermatología. Si bien es cierto que no todas las manchas son iguales, en esta publicación te contamos 5 consejos para evitar y eliminar las manchas marrones en la piel más comunes, las benignas.

 

1.Utiliza fotoprotección para evitar su aparición.
Una de las causas más frecuentes de las manchas es la exposición solar de forma no controlada, por lo que emplear protección solar es imprescindible. ¡Añádela a tu rutina diaria!

 

2.Usa exfoliantes para eliminar las capas superficiales de la piel con hiperpigmentación.
Gracias a ello, favorecemos la renovación celular y tendremos una pigmentación más uniforme.

 

3.Aplica retinoides y derivados del ácido retinoico (como el retinol) para reducir las manchas.
El retinol ha adquirido una especial relevancia por su potente acción. ¿Quieres conocerlo más? Consulta la publicación del blog “RETINOL: ¿POR QUÉ DEBERÍAS INCLUIRLO EN TU RUTINA?” aquí.

 

4.Disminuye la hiperpigmentación con vitamina C.
Este ingrediente tiene efecto despigmentante gracias a su doble mecanismo de acción: la inhibición de la formación de la melanina en la piel y el aclaramiento de las manchas de origen melánico.
Si buscas una ampolla con vitamina C, te presentamos ENERGIZANTE. Haz clic aquí para conocerla.

 

5.Renueva tu piel y produce un efecto despigmentante con el ácido glicólico.
Este componente tiene un pequeño tamaño molecular que lo hace penetrar profundamente en la piel. Esto genera un efecto potente y duradero en la renovación celular y en la acción despigmentante.
¿Quieres una ampolla con ácido glicólico? Conoce RENOVACIÓN

 

Estos son algunos de los consejos para evitar y disminuir las manchas en la piel. Sin embargo, queremos hacer énfasis en que, si han aparecido manchas en tu piel, si cambian de tamaño, forma o color o empiezan a doler, picar o sangrar, debes acudir al dermatólogo o dermatóloga para un buen diagnóstico y tratamiento.