Home > BLOG > Así afecta el embarazo a tu piel: Consejos de cuidado

Así afecta el embarazo a tu piel: Consejos de cuidado

Durante toda nuestra vida vamos atravesando diferentes etapas. Una de las más importantes para la mayoría de las mujeres es el embarazo. Como sabemos, la gestación es un proceso que puede alterarnos la piel. Si se mantienen unos hábitos de cuidado e hidratación de nuestra piel, podemos conseguir que los daños se minimicen e incluso que su reparación sea más rápida y sencilla. Por esta razón, en esta publicación, te explicamos la forma en la que afectan estos cambios en nuestra piel y cómo combatirlos.

 

¿Qué alteraciones voy a notar en mi piel estando embarazada?

La nueva situación endocrina, hormonal e inmunológica del organismo durante el embarazo puede producir cambios bruscos en la textura de la piel. Además, es posible que aparezcan muchas afecciones como, por ejemplo, las siguientes:

Melasma

El 90% de las embarazadas sufren cambios en la pigmentación de la piel debido a la estimulación de melanina. La melanina es la sustancia natural encargada de dar color al cabello, la piel y los ojos. La pigmentación aumenta, y como consecuencia, se observa un oscurecimiento de la zona de la areola, pezones y vulva. Además, puede aparecer la línea alba o línea negra, cuyo nombre se le atribuye por ser una raya de color oscuro que recorre de abajo a arriba la parte central del abdomen. El rostro también puede estar hiperpigmentado, es decir, que aparezcan manchas marrones en la piel (lo que se denomina cloasma gravídico). No debemos olvidar que es importante que, ante cualquier nueva aparición de manchas, consultes con tu dermatólogo.

Acné

Sobre todo, en mujeres cuya menstruación venía precedida de la aparición de erupciones cutáneas en el rostro. Entre el 50-70% de las embarazadas pueden sufrir esta afección por el incremento de los niveles de andrógenos, y como resultado, del aumento de la secreción sebácea.

Estrías

Son los cambios más temidos por las mujeres embarazadas. Las estrías se producen como consecuencia de la rotura de fibras tras estiramientos excesivos o bruscos de la piel. Por lo general, surgen en el abdomen o senos, pero también pueden encontrarse en las nalgas, caderas o muslos.

Rosácea

Es una manifestación de la piel que se caracteriza por presentar lesiones en la superficie cutánea del rostro. Puede darse enrojecimiento (eritema) recurrente o pasajero, lesiones cutáneas elevadas, sólidas y pequeñas (pápulas) o pequeñas cavidades superficiales, usualmente blancas, que contienen pus (pústulas) en la nariz, las mejillas, el mentón y la frente.

 

Estos son los consejos más importantes para cuidar tu piel en el embarazo

Como hemos visto, el embarazo es responsable de la aparición de grandes cambios en nuestra piel. Aunque muchos de ellos sean pasajeros, otros son persistentes y pueden afectar a la autoestima de la mujer. Es imposible saber los cambios que cada mujer sufrirá durante esta etapa, pero sí que podemos prevenir algunos de ellos siguiendo una serie de recomendaciones.

Las futuras mamás deben prestar especial atención a su alimentación (añadiendo en la dieta sobre todo alimentos antioxidantes y ricos en vitaminas), cuidarse haciendo ejercicio moderado y seguir una serie de hábitos saludables. Como, por ejemplo, beber mucha agua, evitar las zonas con mucha humedad, darse baños de agua fría para favorecer la circulación y descansar de 8 a 10 horas.

Para el cuidado de nuestro rostro deberíamos seguir una rutina que consista en una buena limpieza facial y una gran hidratación. ¿El motivo? Porque la hidratación es importantísima para que mantengamos a raya las estrías, y evitemos el picor y la irritación de la piel. Asimismo, es esencial el uso de protección solar alta de amplio espectro (aunque es importante en todo el cuerpo, en especial se recomienda su aplicación en el cutis porque está expuesto en verano y en invierno) para evitar la aparición de pigmentación en la piel.

También podemos utilizar exfoliantes que nos ayuden a eliminar el pigmento acumulado en la epidermis para prevenir las manchas y limpiar las pieles grasas o pieles mixtas deshidratadas para impedir la aparición del acné.

 

¿Quieres saber si puedes emplear las ampollas Delapiel® durante el embarazo? Encontrarás toda la información sobre los ingredientes que componen nuestras ampollas aquí. Sin embargo, en el embarazo y la lactancia siempre debemos ir con cautela y comprobar con nuestro médico que todos los cosméticos y suplementos están indicados.