En la piel de nuestra querida Audrey

En la piel de nuestra querida Audrey

Espontánea en las distancias cortas, tímida con los extraños y elegante en cualquier ocasión, así describen quienes la conocieron a este mito del cine.

Ponerse en la piel de Audrey Hepburn es llegar a lo más profundo del ser humano. ¿Qué se puede decir de una mujer que se dedicó en cuerpo y alma a la defensa de los más necesitados durante los últimos 38 años de su vida?. 

Su rostro angelical era un verdadero reflejo de su interior. Una mujer de lujo digna protagonista de cualquier desayuno con diamantes. 

Mira fijamente el brillo de sus ojos: esta es la sonrisa natural de la satisfacción y la mirada profunda de la generosidad.