Home > BLOG > Breve guía sobre las funciones de los componentes más usados en cosmética

Breve guía sobre las funciones de los componentes más usados en cosmética

Seguramente has oído hablar del retinol, el ácido glicólico o la niacinamida, pero ¿sabes qué beneficios tienen para la salud? ¿Quieres conocerlos?
En esta publicación te contamos qué propiedades tienen algunos de los componentes más usados actualmente en cosmética.

 

RETINOL

Este ingrediente es un derivado de la vitamina A ampliamente estudiado por sus múltiples propiedades. Por una parte, estimula la renovación de las células de la piel, es decir hace como una especie de efecto exfoliante. Otro punto importante que estimula la producción de colágeno, ácido hialurónico y elastina, lo que se traduce en una piel más fina, hidratada y elástica. El retinol también puede usarse para combatir afecciones como el acné, ya que reduce el exceso de grasa y suaviza las marcas. El último beneficio que comentaremos es que tiene propiedades antioxidantes, aunque no tan potentes como las de la vitamina C.

 

VITAMINA C

Este nutriente esencial con propiedades antioxidantes previene que los radicales libres dañen las células, lo que significa que evita el envejecimiento prematuro. Además, promueve la producción de colágeno manteniendo una piel elástica y firme. Pero eso no es todo, también es conocida por su acción despigmentante, es decir, promueve la uniformidad del tono de la piel. Asimismo, tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ser muy útiles en pieles grasas con tendencia acneica.

 

ÁCIDO HIALURÓNICO

¿Qué palabra viene a tu mente cuando decimos ácido hialurónico? Exacto, hidratación. Pero, aunque este es el gran beneficio de este azúcar natural de nuestra piel, no debemos olvidar otros como su contribución en el alivio de la inflamación y reparación los tejidos dañados en las heridas, o bien la reducción de la dermatitis. Además, también tiene propiedades antienvejecimiento, ya que disminuye la profundidad de las arrugas y mejora la firmeza, la elasticidad y la suavidad de la piel.

 

ÁCIDO GLICÓLICO

El ácido glicólico es un alfa hidroxiácido soluble en agua que deriva de la caña de azúcar. Este ingrediente es conocido por su efecto exfoliante, de manera que acelera la renovación celular. Asimismo, estimula la piel para crear más colágeno lo que es muy importante porque, a medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye naturalmente y se destruye por la exposición excesiva al sol. Por este motivo, incluir el ácido glicólico en tu rutina te ayuda a lucir una piel firme, tersa y elástica. Pero esto no es todo, este componente también ayuda a aumentar los niveles de hidratación de la piel, elimina las manchas y mejora las pieles grasas y con acné, gracias a que elimina el exceso de sebo y contribuye a regenerar la piel.

 

NIACINAMIDA

La niacinamida es una forma de la vitamina B3 muy conocida por sus beneficios en pieles con acné, pero también es un magnífico componente para otros tipos de pieles como las pieles con machas y las enrojecidas, ya que reduce la inflamación. Además, otra cualidad de este ingrediente es que minimiza los poros y regula el aceite que producen las glándulas sebáceas, lo que es imprescindible para pieles grasas. En su larga lista de beneficios también encontramos la protección contra el daño solar y la reconstrucción de células sanas de la piel. Por lo que con la niacinamida se previene del fotoenvejecimiento y también reduces las arrugas y aumentas la elasticidad de la piel. En conclusión, este ingrediente tiene acción antioxidante, despigmentante, antiinflamatorio, protector y regenerador.