Home > BLOG > ¿Cuál es la diferencia entre una piel seca y una deshidratada?

¿Cuál es la diferencia entre una piel seca y una deshidratada?

¿Es posible encontrar una piel grasa seca? La respuesta es no, pero ¿sabes por qué?

Uno de los errores más comunes en el cuidado de la piel es confundir la deshidratación con la sequedad. Por este motivo, en esta publicación explicaremos cómo se diferencian y cómo debemos tratarlas.

 

¿Qué es realmente una piel seca? ¿Y una deshidratada?

Una de las diferencias principales entre una piel seca y una deshidratada es que la primera es un tipo de piel y la segunda es un estado transitorio reversible que todos los tipos de piel pueden experimentar. Dicho de otro modo, una piel seca no se convertirá en una grasa, en cambio, todas las pieles pueden deshidratarse en algún momento concreto.

Otra diferencia principal que existe entre ellas es que la piel deshidratada carece de suficiente agua en la epidermis, mientras que la seca carece de lípidos o aceites. En este último tipo de piel, la pérdida de agua es una consecuencia de la falta de aceites.

Estos dos términos causan confusión por su semejanza en los síntomas y signos como, por ejemplo, la sensación de tirantez o la textura áspera.

 

Algunos consejos para tratar la sequedad y/o la deshidratación

¿Tienes la piel deshidratada? Entonces es imprescindible que aumentes la cantidad de agua ingerida y que uses protección solar. Además, se recomienda evitar las temperaturas extremas y aplicar productos que contengan ácido hialurónico, un potente ingrediente hidratante.

Por otro lado, si tienes la piel seca te aconsejamos que te bañes con agua templada, ya que si es excesivamente caliente se pueden eliminar los aceites naturales de la piel y secarla más. También recomendamos utilizar productos sin alcohol o fragancias y no abusar del aire acondicionado o de las estufas.

En ambos casos, tener una rutina de belleza adecuada es indispensable para reducir los signos y síntomas que puedan aparecer. ¿Quieres aprender a cuidar la piel mixta deshidratada? ¿O la piel grasa? Toda la información la encontrarás en nuestro blog.

Desde Delapiel queremos recordarte que debes adaptar tu rutina cutánea según la estación en la que nos encontremos. Y ahora que está a punto de empezar el otoño, ¿sabes cómo cuidarla?

Te lo explicamos aquí.