Home > BLOG > ¿Qué diferencia hay entre un sérum y una crema facial?

¿Qué diferencia hay entre un sérum y una crema facial?

No saber las funciones que tiene cada cosmético es normal. Sin embargo, no conocer sus funciones no debería reducir su importancia. Por este motivo, a continuación, te contamos qué distingue un sérum de una crema facial, como podemos aplicarlos y por qué deberías incluirlos en tu rutina diaria.

¿Las cremas y los sérums faciales son lo mismo?

No, las cremas y los sérums faciales ayudan a la piel de maneras distintas. La principal diferencia entre los dos productos es que la crema facial contiene ingredientes que no encontrarás en el sérum. Algunos ejemplos de estos ingredientes son los agentes lubricantes y espesantes. Además, la mayoría de sérums son a base de agua, eliminando de esta manera los aceites por completo. Evitando estos ingredientes los sérums se convierten en una fórmula concentrada.

Otras características diferenciales que podríamos destacar del sérum son:

    • Su absorción es más rápida
    • Pueden alcanzar capas más profundas de la piel
    • Suele tener una textura más ligera, lo que permite poner otros productos después de su aplicación.

Pero ¿podemos usar la crema y el sérum a la vez?

Sí. De hecho, es la opción que te recomendamos. Los dos productos pueden tener funciones similares o diferentes. Puedes darle énfasis al efecto que quieres conseguir, como por ejemplo con una crema y un sérum antiedad. Sin embargo, también puedes complementarlos, como por ejemplo con una crema para pieles secas y un sérum para disminuir las manchas de la piel. Tienes muchas combinaciones posibles, solo tienes que descubrir lo que tu piel necesita en cada momento.

¿Cuándo y cómo los aplico?

En una publicación anterior te contamos cuál debería ser el orden de tu rutina de belleza. En resumen, el sérum debería ir después de la limpieza y antes de aplicar la crema.